En 1920, Danilo Fregnan Girardello repartía por los canales de Venecia, los quesos, nata y leche que elaboraba a las afueras de la ciudad. Años después, Danilo fundó su primera heladería en pleno centro de la ciudad italiana, y tras pasar por París, llega a Barcelona en 1940, donde fundó Helados Italianos (cimientos de Gelats Maximum). Allí, fue consolidándose en poco tiempo como uno de los mejores heladeros y artesanos lácticos de la capital catalana.

Después de más de 70 años al servicio de los paladares más exigentes, Gelats Maximum sigue trabajando con las mejores materias primeras, combinando historia con innovación, para así acercar a sus clientes los sabores de siempre y nuevas propuestas que enamorarán a los clientes de toda la vida y xefs más reputados.

Gracias a su historia y a sus orígenes, que sirvieron como punto de partida y fundamentación de su savoir faire, Gelats Maximum vive un presente apasionante y prepara un futuro lleno de novedades técnicas, nuevos productos y retos destinados a satisfacer los paladares de todos y cada uno de sus clientes.